Técnicas teatrales para la empresa

Técnicas teatrales para la empresa

Técnicas teatrales para la empresa

Esta vez te quiero invitar a explorar  las técnicas teatrales para la empresa, es decir, cómo las artes de la actuación y la improvisación pueden enriquecer la vida profesional y el auto-liderazgo.

En la vida profesional hay momentos en los que es muy necesario mantener vivo el interés de una audiencia, controlar el lenguaje verbal y no verbal, saber gestionar la presencia y dominar el uso de la voz y de los ritmos.

Es importante saber captar la atención en una conferencia o en una reunión de trabajo, porque una exposición tediosa no convence, te impide ganar aliados y puede matar un proyecto.

También hay circunstancias complejas en las que es crucial saber entender las razones de las personas que tenemos enfrente, sean colaboradores, miembros del equipo, clientes o proveedores, para asegurar un buen clima y respuestas adecuadas a posibles conflictos.

Las técnicas teatrales para la empresa ayudan a desarrollar nuevas habilidades para la gestión de la expresión verbal y corporal, la escucha, la asertividad, la creatividad. Proporcionan un entrenamiento muy eficaz que da acceso a recursos insospechados para reforzar el auto-liderazgo en su sentido más amplio es decir, la práctica de influir intencionalmente sobre tus pensamientos, sensaciones y comportamientos para alcanzar tus objetivos.
En la técnica teatral de la improvisación, por ejemplo, no hay guión. Cuando los actores salen a escena sin saber quiénes son o dónde están, buscan ante todo crear ritmo, acción, para ir descubriendo junto al público su identidad, un espacio, una relación, y con ello crear la historia.

En la improvisación teatral no hay tiempo para esperar a tener alguna inspiración: sales al escenario y vas a la acción. En nuestra vida cotidiana ocurre lo mismo, en todas sus facetas: muchas veces no hay tiempo para reflexionar y tienes que generar una acción.
Si tu objetivo es empezar algo nuevo, sea un proyecto o una empresa, tienes que saber que la velocidad de implementación es un aspecto fundamental. En otras palabras, tienes que ponerte en movimiento aunque no sepas cómo.

El perfeccionismo es uno de los mayores enemigos de ltécnicas teatrales para la empresa- Imagen de escena teatrala gente que necesita tomar acción, porque paraliza. Una acción imperfecta, al contrario, nos permite acercarnos a la meta dando un paso y luego otro, y otro.

Puede ser que en estas primeras acciones no encuentres todas las respuestas pero seguramente mejorará la calidad de las preguntas que te planteas para seguir avanzando, y esto hará que mejore la calidad de la acción que emprendas.

En la vida real puede que tengas la tendencia a seguir un guión y que te cueste avanzar fuera de una escenografía y un texto preestablecidos. Si es así, es posible que te resulte complicado crear algo nuevo, considerar otras opciones, detectar oportunidades.

Hay personas que buscan ‘la respuesta correcta’, y otras que son capaces de mantener el equilibrio en entornos inestables, dejando abierta la mente para poder encontrar más opciones, más respuestas, más ideas. Con las técnicas teatrales para la empresa puedes ejercitar un músculo particular: el valor de avanzar en dirección a la meta aun sin tener todos los ‘cómo’, una competencia muy necesaria para un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo como el que vivimos.

Improvisación como metodología
La formación en improvisación teatral busca desarrollar en el actor la habilidad de no anticipar lo que va a ocurrir, para que aprenda a descubrir en cada momento qué es lo que hay y responda, para ir creando en el escenario. Se trata de saber perder el control. El improvisador crea sentido a partir de un contexto sin control: en la improvisación no hay control sobre la escena, y menos sobre lo que va a pasar. Por ello, hasta un error se transforma en recurso porque la atención va a lo que se puede construir a partir de lo que hay, sin expectativas ni juicios.

Estas técnicas teatrales para la empresa ya tienen sus análogos en el mundo profesional, como por ejemplo el brainstorming y otras técnicas de creatividad, que funcionan en base a un mecanismo muy similar. También para delegar eficazmente hay que saber  perder parte del control de manera coordinada con otras personas, para que esta pérdida se transforme en un desarrollo colectivo.

La improvisación teatral puede aportar otra cosa muy importante a la vida profesional: la habilidad de observar lo que otros están haciendo, darle valor y construir sobre ello. En el día a día profesional, las técnicas teatrales para la empresa nos enseñan una forma de colaboración dinámica y creativa donde no solamente prestamos atención a lo que otros hacen en circunstancias especiales sino, y especialmente, lo que hacen de manera rutinaria.
Muchas veces en nuestra vida profesional, y por supuesto en la vida privada, damos por descontado que algunas personas nos estén proporcionando lo que necesitamos. Pero si te detienes a explorar este entramado en el detalle, puedes comprender cuán importante es que otros colegas y stakeholder, día tras día, hagan posible que tú desarrolles tus tareas y funciones. A partir de esta toma de conciencia puedes establecer nuevas formas de aportar a la relación, sea profesional o personal, mejorar procesos, innovar y, cómo no, agradecer la contribución de cada cual.

tècnicas teatrales para la empresa - Actores a la ribalta saludan al público

En la piel del otro
Actuar e improvisar son dos técnicas teatrales para la empresa muy diferentes entre sí. Actuar implica (en general) aprenderse de memoria un texto y devolverlo al público en escena dándole vida, interpretando un personaje concreto. Para el actor, entrar en la piel de ese personaje implica buscar dentro de sí las cualidades y defectos del personaje, asumir sus razones, sentirlo coherente y no juzgarlo. Es difícil interpretar a un personaje si el actor no logra comprenderlo y quererlo con todas sus contradicciones.
Dentro de las técnicas teatrales para la empresa, la interpretación también tiene cosas para aportar a la vida profesional, quizá la más interesante es la capacidad de comprender cómo otras personas ven y experimentan una circunstancia, un acuerdo o un proceso. Cuando puedes comprender sus razones, sus miedos y sus aspiraciones, tienes muchas más herramientas para influir positivamente y encontrar soluciones eficaces.

Comprender las necesidades de las personas que tienes enfrente y detectar qué es importante para ellas, son competencias imprescindibles en una negociación, en el trabajo de equipo, en roles de liderazgo y en cualquier circunstancia en donde quieres tener influencia.

Te invito a explorar las técnicas teatrales para la empresa y sus posibilidades potenciadoras del auto-liderazgo, para que desde la diversión te ubiques en un lugar consciente y de seguridad y te relaciones con eficacia con tu entorno.

Practico técnicas de expresión corporal, teatro de improvisación e interpretación desde hace siete años y estoy convencida de que trabajar con el cuerpo, las emociones y la creatividad aporta muchas herramientas útiles a la vida profesional. Aplico estas técnicas en el coaching individual y en los talleres de coaching de equipo.
Si quieres incrementar el crecimiento de tu proyecto profesional, te puedo ayudar a aumentar su rentabilidad, el compromiso de tu equipo y tu satisfacción con tus propios valores.
Haz clic aquí  y selecciona tu fecha para una sesión estratégica de enfoque gratuita para multiplicar tu valor.

Fotografías: © Gaspar G. Gariglio

Permalink

Posts relacionados

¡Comenta!

ENVIAR COMENTARIO

*